MÚSICA DE ALABANZA Y ADORACIÓN

Buscar este blog

domingo, 23 de octubre de 2016

PENSAMIENTOS DE...LA VIDA, EL AMOR, DIOS Y LAS EMOCIONES...


La vida de todos nosotros esta llena de diferentes tipos de emociones y experiencias. Unas veces experimentamos satisfacciones, éxito como recompensa a nuestros esfuerzos. Pero otras veces experimentamos Dificultades y problemas.
La magnitud de las dificultades depende de la actitud que tengamos hacia ellas. Lo que rompe la espalda, no es el peso, sino la manera como se lleva el peso.
Decía Napoleón Hill autor de “Piensa y hazte rico”: “Cada adversidad, cada pena o disgusto; trae consigo mismo, la semilla de un igual o más grande beneficio”.
Este dicho se parece a algo que mi madre siempre me decía “No hay mal que por bien no venga.”
A lo que Napoleón Hill y mi madre se referían, era que cada obstáculo que el hombre encuentra en un momento dado de su vida, es lo que el hombre necesita en ese momento, para que al superarlo se haga más fuerte y tome el siguiente paso hacia delante.

Si no hubiera obstáculos en la vida, seriamos débiles. El superar los obstáculos nos forja el carácter y nos hace más fuertes.
Si no hubiera peligros, no lograríamos el valor y la astucia para vencerlos.
Si no hubiera problemas no adquiriríamos la sabiduría e inteligencia para resolverlos.
El rey Salomón (El rey sabio), cuando heredó la corona de su padre el Rey David, era joven e inexperto. Un día en sus sueños habló con Dios y no le pidió riquezas ni que le solucionara sus problemas, lo que le pidió fue que le concediera inteligencia y sabiduría.
Nosotros también, cuando tengamos un trabajo nuevo, no le pidamos que el trabajo sea fácil. Pidámosle que nos dé inteligencia para poder hacer cualquier trabajo por más difícil que sea.
No pidamos no tener problemas, porque los problemas siempre van a existir, son parte de la vida. Pidamos que nos conceda sabiduría, para poder resolver los problemas que encontremos en nuestras vidas.
Una cosa que es extremadamente importante para vencer las dificultades es atacarlas de inmediato.
Decía Emmet Fox autor del excelente libro “El Sermón del Monte” que es mucho más fácil superar una dificultad que acaba de aparecer que esperar a que tenga tiempo de arraigarse en la mentalidad, hasta que se instale hondamente. Los soldados saben que mientras las tropas enemigas marchen a campo raso es relativamente fácil derrotarles y destruirlas; pero una vez atrincheradas su derrota se hace muy difícil.
Por no actuar de inmediato, un pequeño problema se puede convertir en una pesadilla.

Un fracaso o un momento desafortunado, durará solo lo que tardes en olvidarlo, son aves de paso, no le des residencia en tu corazón!
Si quieres volar, tienes que renunciar a las cosas que te pesan.
Asume los riesgos sin temor: si ganas serás feliz, si pierdes, habrás aprendido.

Menos miedo y más valor. Menos lágrimas y más FE. Menos confianza en ti mismo y más Confianza en Dios.
Piensa que cuando alguien sale de tu vida, es porque Dios tiene planeado enviarte algo mejor.

Dios tiene para ti la clave para cada problema, una luz para cada sombra, un remedio para cada dolor y un plan nuevo para cada día.
No hay sombra que pueda tapar la luz del Sol mucho tiempo.
No hay pena que pueda tapar la fe en Dios, ni nube que pueda lograr que su bendición no llegue a ti tarde o temprano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir