MÚSICA DE ALABANZA Y ADORACIÓN

Buscar este blog

sábado, 2 de junio de 2012

CUANDO TU DICES: ESTO A MI NO ME VA A PASAR, Y EL ABECEDARIO DE UN CRISTIANO..


¿Te ha pasado que tu vida corre de lo más suave y notas que a otros le ocurren situaciones de las que tu sólo dices: a mi eso no me va a pasar, si soy muy sana, y lo ves como “quien está desde la cuadra de enfrente”?
Pues esa era mi vida, tranquila, controlada, todo en orden, cero operaciones ni enfermedades delicadas, hasta que un día todo comenzó a ponerse difícil y luego de muchos exámenes tuve que enfrentar la posibilidad de que el cáncer me había tocado y como en una película de cine mudo, operarme y convalecer una situación para la que no estaba preparada.
Pero así es Dios que nos prueba y sonríe a la vez… no era cáncer, pero si algo cerebral y delicado que cambió mi vida radicalmente.
Hoy, veo mi camino diferente, con mayor relatividad y consciente de que “todo nos puede pasar a todos y en cualquier momento” y que lo más importante es arriesgar, amar, entregar, pero sobre todo, sentir cada momento con la intensidad del primero y la dulzura de poder ser el último.
Diana Dueñas Rossi






Alaba a Dios en cada circunstancia de la vida.


Busca la excelencia, no la perfección.


Cuenta tus bendiciones en vez de sumar tus penas.


Devuelve todo lo que tomes prestado.


Encomienda a tres personas cada día.


Fíate de Dios de todo corazón y no confíes en tu propia inteligencia.


Gózate con los que gozan y llora con los que lloran.


Haz nuevos amigos pero aprecia a los que ya tienes.


Invita a Cristo a ser tu Señor y Salvador.


Jamás pierdas una oportunidad de expresar amor.


Lee tu Biblia y ora cada día.


Mantente alerta a las necesidades de tu prójimo.


No culpes a los demás por tus infortunios.


Olvida las ofensas y perdona así como Dios te perdona.


Promete todo lo que quieras; pero cumple todo lo que prometes.


Que se te conozca como una persona en quien se puede confiar.


Reconoce que no eres infalible y discúlpate por tus errores.


Sé la persona más amable y entusiasta que conoces.


Trata a todos como quisieras que te traten.


Unete al ejército de los agradecidos.


Vístete de misericordia, humildad y paciencia.


Y no te olvides de soportar a los demás como a ti te soportan.


Záfate de las garras seductoras de Satanás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir