MÚSICA DE ALABANZA Y ADORACIÓN

Buscar este blog

lunes, 16 de mayo de 2011

HISTORIA DRAMÁTICA CON REFLEXIÓN DE ENSEÑANZA.



Una pareja de jóvenes tenía varios años de casada y nunca pudieron tener hijo, para no sentirse solos compraron un cachorro pastor alemán y lo amaron como si fuera su propio hijo... El cachorro creció hasta convertirse en un grande y hermoso pastor alemán.
El perro salvo en mas de una ocasión a la pareja de ser atacadas por ladrones, siempre fue muy fiel, quería y defendía a sus dueños contra cualquier peligro. Luego de siete años de tener al perro, la pareja logro tener el hijo tan ansiado.
La pareja estaba muy contenta con su nuevo hijo disminuyeron las atenciones que tenían con el perro, este se sintió relegado y comenzó a sentir celos del bebe y ya no era cariñoso y fiel que tuvieron durante siete años.
Un día la pareja dejo al bebe plácidamente durmiendo en la cuna y fueron a la terraza a preparar una carne asada,
cual fue su sorpresa cuando se dirigían al cuarto del bebe y ven al perro en el pasillo con la boca ensangrentada, moviéndoles la cola. El dueño del perro penso lo peor, saco un arma que llevaba y en el acto mato al perro, corre al cuarto del bebe y encuentra una gran serpiente degollada....
El dueño comienza a llorar y exclamar....
¡¡He matado a mi perro fiel!!

Cuantas veces no hemos juzgado a las personas; lo que es peor las juzgamos y condenamos sin investigar a que se debe su comportamiento, cuales son sus pensamiento y sentimientos...
Muchas veces las cosas no son tan malas como parecen, sino todo lo contrario...
La próxima vez que nos sintamos tentados a juzgar y condenar a alguien, recordemos la historia del perro fiel...
así aprenderemos a no levantar falsos contra una persona hasta el punto de dañar su imagen ante los demás... Debemos darnos cuenta que los sentimientos de las personas son frágiles y fáciles de dañar pero difícil de sanar...
El ser humano generalmente ante situaciones difíciles actúa sin darse el tiempo de pensar para poder resolver las situaciones en forma correcta y el no pensar lleva a cometer errores e imprudencias como juzgar indebidamente e innecesariamente perjudicando a terceros incluso uno mismo.


Esta reflexión invita a antes de actuar antes de cualquier dificultad y en todo ámbito a aprender a reflexionar, a no juzgar apresuradamente, a asegurarnos que lo que vemos es la realidad y no lo que suponemos que puede ser y también enseña que el único juicio justo, es el de Dios, por lo tanto hay que aprender a comprender y perdonar, y lo demás dejarlo en manos de Dios.

Salmos 37:1-3

"No te enojes
por causa de los malvados,
ni sientas envidia
de los malhechores,
pues son como la hierba:
que al cortarla pronto se seca.
Tú debes confiar en Dios.
Dedícate a hacer el bien,
establécete en la tierra
y mantente fiel a Dios". 



Lucas 6:37

"No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados



1 Pedro 3:16

"teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo



1 comentario:

Gracias por estar aquí y compartir