MÚSICA DE ALABANZA Y ADORACIÓN

Buscar este blog

sábado, 22 de noviembre de 2014

PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES DE: DIOS CREÓ A LOS PADRES...CONSEJOS Y ENSEÑANZAS CON VIDEO E IMÁGENES POSITIVAS Y CRISTIANAS.


Cuando Dios creó a los padres, comenzó con una talla grande. Un ángel se le acercó y le dijo: "¿Qué clase de Padre es ese? ¿Si estás haciendo niños tan cerca del suelo, por qué pones al Padre tan arriba?
No podrá jugar canicas sin arrodillarse, arropar a un niño en cama sin torcerse la espalda, o besar a un niño sin encorvarse."
Dios sonrió y dijo: "Sí, pero si le hago del tamaño de un niño, ¿Cómo quién tendrían que crecer los niños?"
Y cuando Dios hizo las manos del Padre, éstas eran grandes. El ángel agitó su cabeza y dijo: "Las manos grandes no pueden sujetar un pañal, abrochar botones pequeños, poner un parche curita, o quitar astillas a causa de jugar con un bate de béisbol."
De nuevo Dios sonrió y dijo: "Lo sé, pero son lo suficientemente grandes para sostener todo lo que un muchacho pequeño vacía de sus bolsillos, y todavía bastante pequeñas para acariciar la cara de una niño con una sola de ellas."
Entonces Dios amoldó piernas largas delgadas y hombros anchos. "¿Te has dado cuenta que hiciste un padre sin regazo?" El ángel lo dijo susurrando.
Dios dijo: "Una madre requiere un regazo. Un padre necesita hombros fuertes para tirar un trineo, balancear a un muchacho en una bicicleta, o sostener una cabeza soñolienta de un pequeño como un gran malabarista."
Cuando Dios estaba en el medio de la creación se mostraron los pies más grandes vistos hasta entonces, el ángel no pudo contenerse más: "Esto no es confiable. ¿Honestamente crees que esos pies van a llegar rápido a la cama del bebé cuando llore en las mañanas, o andar a través de una fiesta de cumpleaños sin pisar a los huéspedes?"
Y Dios dijo: "Trabajarán. Ya lo verás. Soportarán y tendrán la fuerza para pedalear con un niño pequeño un paseo en bicicleta por la montaña o asustarán ratones en una cabaña de verano, y mostrarán al pequeño el desafío de llenar esos zapatos."
Dios trabajó todo la noche, dio al padre pocas palabras, pero una voz firme para mostrar autoridad; ojos que ven todo, pero con calma y tolerancia. Lo dotó también de una gran sabiduría para educar a sus hijos y tomar las decisiones correctas
Finalmente, agregó lágrimas. Entonces volvió al ángel y le dijo: "¿Ahora estás satisfecho? ¡Puede amar intensamente como lo hace una madre!"
El ángel no dijo más.

Ser Padre es un regalo maravilloso de Dios, criarlos y educarlos, no es fácil, pero verlos crecer, verlos sonreír y ser receptor de un cariño sincero...es maravilloso...
Por eso depende de cuanto amor se le  entregue a los hijos es la sonrisa que mantendrá la alegría e en su rostro.

Nunca usen la violencia con los hijos, ellos son indefensos , tiernos e inocentes que solo desean recibir y entregar amor, que nunca un hijo tuyo tenga que suplicar...No me pegues papá.

Papá:
Tus golpes no solo hieren mi cuerpo, golpean mi ¡corazón!
Me hacen duro y rebelde, terco, torpe y agresivo.

Tus golpes me hacen sentir miserable, pequeño e indigno de
ti... mi héroe.

Tus golpes me llenan de amargura, bloquean mi capacidad de amar, acrecientan mis temores y nace y crece en mi el odio.
Papi, tus golpes me alejan de ti, me enseñan a mentir, cortan mi iniciativa y mi creatividad, mi alegría y espontaneidad.
No me des golpes más. Soy débil e indefenso ante tu fuerza;
tus golpes enlutan mi camino, y sobre todo endurecen mi alma.

La fuerza de tu razón es superior a la fuerza de tus golpes;
si no te entiendo hoy, ¡Pronto lo haré!
Si eres justo e insistes, explícamelo.

Más poderosos que tus golpes, más efectivos y grandiosos son: tú afecto, tus caricias, tus palabras, tu amor...
Papi, tu grandeza no esta en el poder de tu fuerza física. Tú, mi héroe, eres mucho más cuando no necesitas de ella para guiarme
“TAN SOLO AMAME".



Abre nuestros ojos, Señor, 
para que podamos verte a Ti, en nuestros hijos, en los niños necesitados...
En nuestros hermanos y hermanas.
Abre nuestros oídos, Señor,
para que podamos oír las invocaciones
de quien tiene hambre, frío, miedo,
y de quién está oprimido.
Abre nuestro corazón, Señor
para que aprendamos a amarnos los unos a los otros
como Tú nos amas.

Danos otra vez tu Espíritu, Señor,
para que nos volvamos un sólo corazón y una sola alma
en Tu nombre.
RECIBAN TODOS...MUCHAS BENDICIONES DE DIOS. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir