MÚSICA DE ALABANZA Y ADORACIÓN

Buscar este blog

jueves, 27 de octubre de 2011

LA FELICIDAD ESTÁ EN COMPLEMENTAR..... EL VALOR DE LOS SUEÑOS Y LO ESPIRITUAL.




La riqueza no es la respuesta. Centrarte en ella, olvidándote de las riquezas espirituales, te puede hacer sentir como una flor marchita, sin entusiasmo...sin vida ¡Cambia de enfoque!
Buscas la felicidad en el dinero. Es algo que te dijeron tus padres desde pequeño "mhijo(a), estudie para que de grande sea un profesionista, tenga éxito, gane mucho dinero y tenga una casa, un coche y pueda viajar y vivir cómodamente" y creces con esta idea, aún sin discutirla.
Sólo la aceptas... lo curioso es que, logres la riqueza o no, te das cuenta en un momento de tu vida que las riquezas no son tu felicidad.
En tu interior, deseas hacer lo que más te gusta y te prometes hacerlo...
cuando seas viejo, estés jubilado o tengas dinero suficiente. Pero esta seguridad nunca te va a llegar... si, nunca.
Y te das cuenta que la riqueza es causa de lucha, estrés, desamor y traición de valores.
Con curiosidad, leí alguna vez el siguiente cuento de un mexicano y un estadounidense que más o menos dice así:
Un rico empresario de Estados Unidos fue a pasar sus vacaciones a pescar a una tranquila laguna en México, en la cual se encontraba plácidamente pescando un hombre del lugar, con sus hijos alegremente jugando alrededor y su amorosa esposa preparándole la comida.
Todos se veían muy felices, aunque eran muy pobres.
Y el estadounidense dándose cuenta de la pobreza de aquel hombre se le acercó y le dijo:
"Oye, ¿no te gustaría ganar más dinero, ser rico?" a lo cual respondió el pescador:
"Bueno, ¿de que me serviría ser rico?" a lo cual respondió el otro:
"Bueno, al principio tendrás que trabajar muy duro, pero después podrás juntar y comprar una grande y hermosa casa, comprarte todas las cosas que tu quieras, y retirate de trabajar.
¡Y entonces podrás dedicarte a hacer lo que mas te gusta, y disfrutar de tus hijos y tu esposa!" a lo cual el pescador con aire suspicaz le respondió:
"¿Pues no es eso lo que estoy haciendo ahora?".
Este es el punto. Tu vida es un viaje con un boleto de ida, no de regreso.
Y más te valdría que emplees cada instante de tú viaje en disfrutar y experimentar al máximo cada momento y noesperarte hasta el final.
Si aguardas para ser feliz hasta el último momento de tu vida, descubrirás que es demasiado tarde para vivir todo lo que tú deseabas vivir.
O sea, vivir lo que deseas vivir es obedecer los impulsos de tu corazón, que es el que te dicta lo que realmente teentusiasma y deseas hacer. En el Ivan Ilich, de Tolstoi, habla de la historia de un hombre en la Rusia de la época de los zares.
Este personaje tenía todo: una buena posición económica, una hermosa esposa, una bella casa en la ciudad y otra en el campo.
Pero a la edad de 40 años, le pronostican cáncer y le dan tres meses de vida.
Entonces mira retrospectivamente lo que ha sido su vida y se da cuenta que solo ha hecho lo que convenía, según la opinión de la demás gente y que nunca hizo lo que realmente quería hacer
"¿y si toda mi vida ha sido una equivocación?".
Es por eso que su muerte es muy trágica, porque se muere antes de haber hecho todo lo que realmente quería hacer.
¿Tú eres un Iván Ilich? Y sin embargo, las riquezas no están peleadas con ser feliz.
Conferencistas, pintores, escritores, empresarios, deportistas, son ricos y felices porque primero hicieron lo que les nacía... y el amor y la pasión por sus actividades hizo que aumentara de forma natural su capacidad... y el dinerollegó solo a ellos.
El peligro es elegir una actividad pensando primero en el dinero antes que en la satisfacción de tu espíritu.
Inténtalo al revés y experimentarás un nuevo ánimo día a día... de la mano de la satisfacción material ¿Por qué no pruebas? Suerte ¡Y vive tu vida!
Edgar

Una vez un padre millonario lleva su pequeño hijo a conocer el campo con el firme propòsito de que su hijo viera la pobresa de los campesinos que vivian alli.
Pasaron un dia y una noche completas en la destartalada casita de una familia muy humilde.
Al concluir su viaje y de regreso a casa , el padre le pregunta su hijo :
Que tal el viaje querido hijo ?

Muy lindo papi , que bello es el campo
¿Hijo Viste la pobresa de las personas que alli vivian ?
Si, respondió el niño.
¿Qué me puedes decir de lo que viste ?
Vi, dijo el pequeño, que nosotros tenemos un perro en casa y ellos tienen 3…
Nosotros tenemos una piscina que llega hasta la mitad del jardín ellos tienen un arroyo que no tiene fin…
Nosotros tenemos unas lámparas, importadas en nuestra casa , ellos tienen las estrellas del cielo que los iluminan en las noches …
El patio de nosotros llega hasta la pared junto a la calle , ellos tienen todo un horizonte de patio….
Al terminar el relato, el padre se quedo sin palabras … y su hijo le dice :
Gracias papi, por enseñarme lo pobres que somos !!


Las riquezas solo garantizan un buen confort de vida pero no la felicidad, la felicidad es el centro de muchos complementos como son;  vivir la vida a plenitud valorando todo lo que Dios ha creado como disfrutar del hogar y su entorno, la naturaleza, el amor con todos quienes nos rodean, amor de hermandad y amistad sin intereses.

Los ricos viven día y noche pesando como ganar mas, y pensando que todo el mundo les quiere restar de sus riquezas, a los hijos los llenan de lujos y se olvidan que lo que ellos necesitan es amor, comprensión y compañía, viven de lujos y abundancia pero mueren día a día por falta de amor y compañía desinteresada, porque la riqueza es como la miel, donde hay riqueza, los ambiciosos y rapiñas aparecen por todos lados disfrazados de amigos por  mil.
Mientras las personas comunes disfrutan en familia pasean por el parque se saludan y dialogan con todo el mundo sin el complejo que este sea por conveniencia.
Las personas comunes pueden pasar necesidades, pero el hecho de luchar todos juntos los mantiene unidos y rodeados de amor de hogar.... de amor por los hijos .....y por la comunidad.
Las riquezas no son garantía de felicidad, La felicidad se garantiza con sentimientos espirituales llenando de amor el interior y regalando amor al exterior con el único propósito de hacer feliz a los demás.
Los sueños deben estar siempre presente en la vida del ser humano, es lo que ayuda a avanzar,pero las metas que deben fijar para esos sueños, deben estar acordes con las posibilidades de cada uno, para que con esfuerzo y fe en si mismo y en Dios, logren el éxito esperado.
Dios los llene de amor, paz, felicidad, éxito y bendiciones,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir