MÚSICA DE ALABANZA Y ADORACIÓN

Buscar este blog

martes, 6 de septiembre de 2011

LAS PUERTAS DE MI CORAZÓN.




Cuando Dios creó el amor...

Cuando Dios creó el amor, comenzó con una talla grande. Un ángel se le acercó y le dijo: "¿Qué clase de amor es ese? ¿Si estás haciendo niños tan cerca del suelo, por qué pones el amor tan arriba? No se podrá amar sin acariciar, o consolar a una mujer en tristeza, o besar a un niño cuando nace."
Dios sonrió y dijo: "Sí, pero si hago el amor del tamaño de un niño,
¡Quién quiera amar, que crezca, que madure, que lo alcance!"
Y cuando Dios hizo las manos para amar y acariciar, éstas eran grandes. El ángel agitó su cabeza y dijo: "Las manos grandes no pueden sujetar un pañal, abrochar botones pequeños, poner un curita, o quitar astillas a causa de jugar con un bate de béisbol."
De nuevo Dios sonrió y dijo: "Lo sé, pero son lo suficientemente grandes para sostener todo lo que un muchacho pequeño vacía de sus bolsillos, y todavía bastante pequeñas para acariciar y amar la cara de una mujer, con una sola de ellas."
Entonces Dios amoldó labios largos y delgados, y un corazón ancho. "¿Te has dado cuenta que hiciste un amor y un beso sin palabras?" El ángel lo dijo susurrando.
Dios dijo: "Una mujer requiere el amor para vivir no para hablar. Un hombre necesita sus señales para que las capte, y por eso le doy ojos y oídos fuertes para que mire y escuche sus movimientos, y se pueda balancear su espíritu con su cuerpo, o demuestre su amor como una cabeza soñolienta de un pequeño recién nacido."
Cuando Dios estaba en el medio de la creación se mostraron los cuerpos más puros vistos hasta entonces, el ángel no pudo contenerse más: "Esto no es confiable. ¿Honestamente crees que esos cuerpos van a llegar rápido a la cama del bebé cuando llore en las mañanas, o correr a través de la calle para llegar a tiempo para su boda o una fiesta de cumpleaños sin tropezar a los demás?"
Y Dios dijo: "Trabajarán. Ya lo verás. Soportarán y tendrán la fuerza para amar como un niño pequeño, un paseo en bicicleta por la montaña.
Dios trabajó toda la noche, dio al hombre y la mujer, pocas palabras, pero con voces firmes para mostrar autoridad; ojos profundos que ven todo, pero con calma y tolerancia. Los dotó también de una gran sabiduría para educar a sus hijos y tomar las decisiones correctas.
Finalmente, les agregó lágrimas y sentimientos. Entonces volvió al ángel y le dijo: "¿Ahora estás satisfecho? ¡Pueden amar intensamente!... y se dicen mutuamente: Te amo... "
El ángel no dijo más.
 Rafael Caraballo


LAS PUERTAS DE MI CORAZÓN


Hoy me desperté pensando en ti
en lo dulce que es tu voz
en las palabras profundas que salen de ti
y lo que me sueles decir.

Quisiera poder alcanzarte Señor
necesito estar contigo
para darte todo mi amor
y decirte que eres mi gran amigo.

Siempre estas a mi lado
nunca me dejas caer
cuando he caído tu me has salvado
y me dejas crecer.

Hace tiempo que no hemos platicado
me siento tan vacía sin ti
quisiera poder soñarte
para poder encontrar el camino hacia ti.

Recuerdo tus consejos y palabras
pero la tristeza de tu ausencia me invade
y de mi corazón brotan mis lágrimas
pidiendo a gritos que me hables.

Dime que es lo que debo de hacer
para nunca perderte
que debo de dejar par poder tenerte
tu eres lo que menos quiero perder.

Espero con ansias el día
en que tu y yo estemos juntos
y nunca mas separarnos
ya que tu eres mi guía.

Cuando me di cuenta que estabas a mi lado
te abrí las puertas de mi corazón
y mi vida se iluminó
para seguir el camino de la luz.

Sarai Vázquez Jimenez



Hijo: No me culpes de tu infelicidad

Yo soy el pan de vida, y no me comes
Yo soy el agua de amor, y no me bebes
Yo soy el Señor, y no me escuchas
Yo soy la luz, y no me ves
Yo soy tu amigo, y no me hablas
Yo soy el buen pastor y me abandonas
Yo soy el camino, y no me sigues
Yo soy el infinito amor, y me rechazas

Y nosotros ¿que contestamos al Señor?

Lluvia del cielo

Comienzan las bendiciones de “Dios”, lluvia este día nos ha de caer, gota por gota me destinaré a contemplar, que pena que bajo de la lluvia no me pueda bañar.

Como agua bendita nos ha de bautizar, gota por gota te haré llegar, por que son “Mil Bendiciones” que hoy te quiero obsequiar.
Con la lluvia un arco iris ha de llegar, colores intensos te han de reflejar, tu rostro bendito siempre ha de estar, por que tu Luz Divina nunca has de bajar. Intensa luz con la que este día me deseo arropar.
Gota por gota hoy ha de bajar, desde la bendición del Cielo hemos de contemplar, juntos nos hemos de bautizar, como “Seres de Luz” que vinimos a luchar. En un mundo incierto hemos de despertar, para hacer de los que sueñan una realidad.

Colaboración de Karina Serrano


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir